Selección de El Salvador

El jugador sorpresa en la nómina de convocados a la Selecta por Dóniga

Por Ricardo Larin

El jugador sorpresa en la nómina de convocados a la Selecta por Dóniga

El entrenador quiere ver el potencial de este jugador que milita en la liga costarricense

Síguenos enSíguenos en Google News

David Dóniga sorprendió a todos con la convocatoria del jugador Adán Clímaco, que milita en el fútbol costarricense. El técnico español ya había adelantado la convocatoria de tres jugadores nacionales que militan en Costa Rica, ahora se conoció que uno de estos tres jugadores es Adán, defensa central que milita en el Santos de Guápiles de la Primera División de Costa Rica.

Lee más de la Selecta: El posible 11 de Dóniga con la Selecta para el amistoso ante Costa Rica

Clímaco es costarricense y realizó todos sus trámites para poder jugar con La Selecta, tal y como lo hicieron Erick Cabalceta y Christian Martínez en su momento. Para el central, no será la primera vez que vista la camiseta Azul y Blanco, pues el exentrenador Hugo Pérez lo convocó para el amistoso de noviembre 2022 entre la Selecta y la Selección de Nicaragua.

De aquel amistoso, que muchos hinchas quieren olvidar porque se trató de la primera victoria de una selección pinolera sobre una cuscatleca, se supo poco, pues es bien sabido que la selección viajó a ese amistoso en tierras canaleras con recursos propios y de la federación nicaragüense, según relató Gerson Pérez, auxiliar de Hugo Pérez en ese momento.

Adán Clímaco es un defensa que puede jugar lateral izquierdo de 23 años, cuyo valor es de $75 mil en este momento. Pertenece al equipo de segunda división tica, Cariari Pocorí y está a préstamo en el Santos de Guápiles. Ha disputado tres de los cinco partidos de su equipo en lo que va del torneo Clausura 2024 de la liga costarricense.

También puedes leer: ¿Cuándo viaja la Selecta a Costa Rica? Este es el plan del DT Dóniga

Talento salvadoreño en distintos países

Clímaco es solo un jugador con sangre salvadoreña más que se encuentra desperdigado por el mundo. Fue gracias al nacional Hugo Alvarado, que ha trabajado por muchos años para la FESFUT, el que lo descubrió por las tareas de seguimiento a talentos nacionales que le han encomendado.