Selección de El Salvador

El sueño de un pequeño salvadoreño de conocer a Lionel Messi

Por Roberto Lopez

El sueño de un pequeño salvadoreño de conocer a Lionel Messi

Los sueños son posibles, y un salvadoreño vivió un momento especial al poder conocer por fin a su ídolo e inspiración para la vida

Síguenos enSíguenos en Google News

Leví Sandoval reía dormido mientras soñaba una vida distinta a la que le habían prometido. Aquel 4 de julio de 2007, cuando llegó al mundo, papá Julio y mamá Dulce María recibieron un diagnóstico que impregnó el aire de suspenso y angustia. "Los médicos me daban seis meses de vida. Cuando nací sólo pesaba dos libras", le contó a un periódico argentino desde El Salvador donde hace unos días, ya con 16 años, conoció a Lionel Messi.

También te puede interesar: Los 45 minutos de Lionel Messi en el Cuscatlán

El pequeño nació en Santo Tomás con el Síndrome de Silver-Russell, un trastorno congénito poco común que implica deficiencia de crecimiento. A pesar del veredicto de los profesionales, Leví escribió con su resiliencia una historia de superación y de fe. "Llegó a los seis años -dice su madre- y no caminaba. El síndrome de él, una de las características es que tiene acortamiento en la parte izquierda. Fue difícil. Sobre todo cuando nos dijeron que al tratamiento había que cumplirlo. Nosotros dos trabajamos, pero no teníamos 40.000 dólares para cumplir un tratamiento".

Leví Sandoval se hizo conocido a través de 

Centavo a centavo, la familia Sandoval decidió hacerle frente a esa adversidad que les propuso el destino: Leví lleva cuatro años aplicándose día a día una inyección de la hormona de crecimiento. "Sólo descansa los sábados", explican. Y deberá seguir con esa rutina -al menos- hasta septiembre de este 2024, cuando el tratamiento concluya. "Un día, mientras veía un partido con un familiar, escuché que Messi había pasado por algo parecido. Empecé a averiguar su historia, a leer sobre él, su carrera... Y empecé a admirarlo. Ahí me hice fanático... Messi fue mi inspiración para salir adelante", acota el chico.

Leví acompañando a su ídolo al terreno de juego del Cuscatlán

Leví y sus padres se acercaron hasta el hotel en el que iba a concentrar el Inter Miami, a la espera de Lionel Messi y sus compañeros. Una marea de gente y algunas vallas los separaba del sueño que, horas más tarde y sin esperarlo, terminaron cumpliendo. "A nosotros nos dijeron que lo lleváramos, que posiblemente ahí podía conocer a Messi. Pero cuando llegamos nos dijeron que Messi no iba a bajar porque estaba un poco cansado, descansando para el partido, entonces fue a tomarse fotos con Suárez y los demás jugadores", dice Dulce María.

Un sueño hecho realidad para Leví

El pequeño logró así conocer a sus ídolos de las épocas doradas del Barcelona: Luis Suárez firmó una remera rosa del club de Florida que había comprado un rato antes, y tanto Jordi Alba como Sergio Busquets posaron junto a él para inmortalizar el momento en una foto inolvidable. Guardó entre sus recuerdos también un short y una pelota firmada, pero faltaba algo más: el saludo con el campeón del mundo.