Selección de El Salvador

Los 45 minutos de Lionel Messi jugando en el Estadio Cuscatlán

Desde que salió a calentar, la ovación de la hinchada salvadoreña no se hizo esperar

Por Roberto Lopez

Desde que salió a calentar, la ovación de la hinchada salvadoreña no se hizo esperar
Desde que salió a calentar, la ovación de la hinchada salvadoreña no se hizo esperar
Síguenos enSíguenos en Google News

El argentino mostró destellos de clase que emocionaron al público salvadoreño, aunque se fue sin marcar en un primer tiempo en el que El Salvador se mantuvo sólido. El día en que Lionel Messi jugó en el estadio Cuscatlán quedará grabado en la memoria de los afortunados que presenciaron el 19 de enero, cuando el mejor jugador del mundo estuvo en El Salvador.

También te puede interesar: Selecta empata a cero con Inter Miami

Messi acaparó todas las miradas en el estadio Cuscatlán, como era de esperar. El actual campeón del mundo tuvo un primer tiempo interesante en el que aprovechó el partido de pretemporada para soltarse. Aunque no anotó en la primera mitad, su presencia fue destacada. Cada vez que tocaba el balón, los gritos de asombro resonaban en el estadio Cuscatlán, y bastaron cinco minutos para que el astro argentino comenzara a desplegar su magia en el campo de juego. Sorteó a tres jugadores que intentaron detenerlo para buscar el pase filtrado, ante la admiración y desesperación de los defensores salvadoreños.

Messi recorría el campo con la mirada baja, pasos cortos y poca o nula presión sobre el rival, como nos tiene acostumbrados en toda su carrera, pero su fútbol cambiaba la dinámica del juego. Antes del descanso, Lionel Messi tuvo un tiro libre bien preparado por el técnico David Dóniga, que, de manera escalonada, obligó a Leo a lanzar el disparo con potencia por debajo, pero fue rechazado por la defensa salvadoreña con solidez.

Lo esperado sucedió. En el segundo tiempo, no hubo tiempo para que el argentino y sus tres compañeros siguieran mostrando su magia. Messi salió y el resultado ya parecía ser lo de menos. En la memoria de todos quedará el día en que Messi pisó el campo del estadio Cuscatlán.

También puedes leer: La camiseta especial del Inter Miami

No hubo más tiempo para Messi

Messi se retiró y, tras el inicio del complemento, se unió a Busquets y Alba para sentarse en las gradas del banquillo del Monumental "Coloso de Montserrat" y disfrutar con los suyos del primero de los partidos de pretemporada.