Selección de El Salvador

Duro castigo de la FESFUT a equipo salvadoreño por falta de pago

Por Admin FutboleroSV

Duro castigo de la FESFUT a equipo salvadoreño por falta de pago

El equipo había tenido la oportunidad de subsanar las irregularidades pero finalmente se tomó la drástica decisión ante el incumplimiento

Síguenos enSíguenos en Google News

El Comité de Competiciones de la FESFUT acordó en una reunión de este lunes cuatro de diciembre el descenso del club Topiltzín perteneciente a la Segunda División, baja hasta la tercera división del fútbol profesional de El Salvador, por no pagar a sus jugadores.

Según el Comité de Competiciones, se llegó a un acuerdo respecto a Topiltzín “El club no ha demostrado el fiel cumplimiento de sus obligaciones consignadas en cada uno de los contratos firmados con sus jugadores”, esto quiere decir que no se pronunció ni ha presentado documentación que demuestre que se ha revertido el incumplimiento de los contratos de los jugadores. Esto dio pie a que la Comisión suspendiera los partidos del club correspondientes a las fechas 12, 13 y 14 del Apertura 2023, esto da por enterado de que según el progreso legal, la consecuencia seria el descenso administrativo.

Según el artículo 119 correspondiente a las bases de la competencia en la segunda división dice: "el club que no se presente o que no se le programe dos juegos consecutivos o a tres alternos de acuerdo con estas bases de competencia, descenderá a la división inmediata inferior, según el caso, salvo a fuerza mayor comprobada ante la Comisión Disciplinaria de la FESFUT".

El principio este caso se dio debido al la fiscalización de manera aleatoria que se llevó a cabo el 12 de octubre de este año, mientras el Comité de Licencia de Clubes vigilaba el cumplimiento de los contratos entre jugadores y los equipos profesionales del país.

La caída de un club recordado con cariño

La noticia del descenso ha sido un impacto para la comunidad futbolística de la localidad. La caída de un equipo que en su momento un símbolo de éxito y orgullo para la ciudad ha dejado a los fanáticos impactados y los jugadores decepcionados. Mientras la liga y la directiva del club buscan soluciones, la sombra de esta crisis financiera genera incertidumbre sobre el fútbol local, recordándonos la importancia de una gestión financiera sólida en el deporte.