Selección de El Salvador

Barcelona quiere recortar distancia con los líderes, visita al Betis

Por Roberto Lopez

Barcelona quiere recortar distancia con los líderes, visita al Betis

Los catalanes saben que será un partido complicado en Sevilla, y deberán hacer un buen partido para llevarse los tres puntos

Síguenos enSíguenos en Google News

El Barcelona se enfrentará al Real Betis en el Estadio Benito Villamarín este domingo en la jornada 21 de LaLiga. Los blaugranas, ubicados en la cuarta posición y ocho puntos detrás del líder Girona, buscan recortar distancias en la clasificación. El Betis, que no participará en los octavos de final de la Copa del Rey, recibe al Barcelona descansado y preparado para un partido físico y rápido. La victoria ante el Granada y el empate contra el Girona los posicionan séptimos en la clasificación, con aspiraciones europeas.

El Betis, con el antecedente de no vencer al Barcelona en el Villamarín en seis años, espera aprovechar el momento para dar la sorpresa. La última victoria verdiblanca ante el Barcelona en casa fue en la temporada 1999/2000, y desde entonces, no ha podido encontrar el camino para derrotar a los catalanes.

El Barcelona, por su parte, intentará superar las críticas sobre su juego y rendimiento. Xavi Hernández, a pesar de insistir en el éxito del equipo, enfrenta cuestionamientos. El Betis, dirigido por Manuel Pellegrini, se presenta como un desafío complicado para el conjunto blaugrana.

Con bajas importantes, como Ter Stegen, Gavi, y Raphinha, el Barcelona busca una victoria necesaria para no perder terreno en la lucha por LaLiga. El Real Betis también enfrenta bajas, como Guido Rodríguez y Ayoze Pérez.

A callar críticas a Xavi Hernández

El duelo se presenta como una oportunidad para el Barcelona de silenciar críticas y para el Betis de consolidarse como uno de los mejores equipos de la competición. Una victoria del Barcelona sería un paso significativo en la construcción del proyecto liderado por Xavi Hernández, pero cualquier resultado distinto avivaría las llamas de la crítica, tras haber perdido la final de la Supercopa ante el Real Madrid, pero avanzar a cuartos de final ante el Athletic de Bilbao.