Liga Mayor

Incertidumbre por la sede de Águila en semifinales, estas son las opciones que tiene

Por Admin FutboleroSV

Incertidumbre por la sede de Águila en semifinales, estas son las opciones que tiene

Los emplumados deberán resolver esta semana donde se llevará a cabo el encuentro de vuelta de las semifinales ante Alianza FC

Síguenos enSíguenos en Google News

Mientras la hinchada de San Miguel celebraban el avance a las semifinales del Torneo de Apertura 2023, tras vencer en la serie al Isidro Metapán, la junta directiva convocó una reunión casi de urgencia para determinar cuándo y dónde se llevará a cabo su partido como local contra el Alianza FC.

Debido a que los emplumados terminaron como líderes en la fase regular del torneo, les corresponde cerrar este partido jugando de local. Se estima que este encuentro se lleve a cabo el 16 o 17 de diciembre. Sin embargo, ambas fechas presentan conflictos, ya que tanto el Estadio Barraza y el Estadio Cuscatlán estarán ocupados con conciertos. El 15 de diciembre, en la capital, se presentará Marco Antonio Solís, mientras que el 16, en la región oriental, será el turno de "El Fantasma", ambos reconocidos cantantes mexicanos.

Ante estos problemas, los aguiluchos contemplan la opción de invertir la localía y jugar el primer partido en su estadio en la ida, programada entre el 9 y 10 de diciembre. La otra alternativa sería mantenerse como locales en el encuentro de vuelta, utilizando otro estadio, como estadio Las Delicias o el Mágico González. La programación de los enfrentamientos de esta serie, así como la de la otra semifinal entre Dragón y Jocoro, quedará confirmada en la reunión de la Primera División programada para este lunes.

Los emplumados se enfrentar al problema de no contar con la disponibilidad del escenario, que el pertenece al Instituto Nacional de los Deportes, INDES en comodato para el equipo aguilucho.

El equipo migueleño espera avanzar a la final

La incertidumbre actual de Águila con respecto a la sede, deja entrever nuevamente, la dificultad que enfrentan los equipos salvadoreños al no contar con un estadio propio. Ahora, los emplumados no saben si jugarán en casa o por el contrario, tendrán que hacer modificaciones respecto a su sede. Todo esto les afecta en la respuesta de la hinchada para acompañar al equipo.